CLORURO DE SODIO PRODUCCION

Producción del cloruro de sodio

El cloruro sódico o cloruro de sodio lo podemos obtener cuando añadimos agua a depósitos de sal, extraído de salmuera, una alternativa es obtenerlo a través del agua de mar. Esta segunda es conocida como sal de mar o de mesa, es la que se consume para las comidas, pero tiene ciertas impurezas.

¿De qué manera podemos obtener el cloruro de sodio en una forma pura y seca?

Poder obtener sal pura requiere cierto proceso, este es llamado evaporación del agua salada. La sal se produce en el agua de las costas, el sol y su energía en el día, el agua es evaporada y de esa manera obtener la sal seca para el consumo humano, al evaporarse deja un residuo que se mezcla con varias sales.

Existen muchas productoras e industriales de sal que se dedican a esta evaporización del cloruro de sodio y así poder recibir hasta nuestras casas el cloruro de sodio, o mejor conocido como sal o sal de mesa.

CLORURO DE SODIO PRODUCCION

  • A través del mar

El mar es conocido por ser un enorme depósito de minerales en nuestro planeta. En sus aguas podemos encontrar prácticamente todo: hierro, cobre, aluminio, plata e incluso oro. Un dato curioso es que, en un kilómetro cúbico de agua de mar, podemos encontrar hasta cuatro kilogramos de oro. Aunque parezca mucho, de todas formas, se trata de una cantidad un poco complicada de extraer de las aguas marinas.

Pero ocurriría todo lo contrario con las sales que contiene el mar. Efectivamente, sabemos que la sal del mar es tanta así, que, si pudiéramos sacarla toda, lograríamos cubrir con esta los continentes completos con una capa de por lo menos 150 metros de espesor.

  • Uso de salinas

Para extraer del mar la sal, existen grandes instalaciones que son conocidas como “salinas”. Son en realidad depósitos con poca profundidad, donde se permite la acumulación del agua de mar para comenzar la extracción del cloruro de sodio. Por efecto del sol y del viento, el agua termina por evaporarse, dejando expuesta la sal en el fondo.

La sal termina por ser recogida y transportada a las fábricas que se encargan de empaquetarla y luego es vendida en los comercios. La sal puede sacarse también del subsuelo, en forma de roca, pero en este caso, toma el nombre de sal gema, pero su origen termina siendo el mismo.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, promedio: 3,67 de 5)
Cargando…

Dejar una respuesta