Sales minerales


Las sales minerales son sustancias inorgánicas, caracterizadas por enconcontrarse ionizadas (aniones, cationes). Están presentes en los seres vivos, de forma precipitada (sólida) o disuelta.

Las sales minerales no se producen en el cuerpo humano, siendo necesario ingerirlas a través de alimentos o suplementación.

Por ejemplo, lo normal es que las obtengamos de productos lácteos, frutos secos, cereales, legumbres, carnes, pescados, entre otros.

Los procesos vitales requieren la presencia de ciertas sales bajo la forma de iones como los cloruros, los carbonatos y los sulfatos.

Información sobre las sales minerales

Historia de las sales minerales

El Dr. Shuessier, bioquímico alemán, reconoció la importancia vital de las sales minerales, clasificándolas en 12 sales “milagrosas” para tratar a los enfermos, a partir de las funciones de cada una para reestablecer las carencias del cuerpo.

Sus resultados experimentales fueron publicados en marzo de 1973, siendo traducidos al inglés el mismo año.

  1. Fluoruro de Calcio
  2. Fosfato de Calcio
  3. Sulfato de Calcio
  4. Fosfato de Hierro
  5. Cloruro de Potasio
  6. Fosfato de Potasio
  7. Sulfato de potasio
  8. Fosfato de Magnesio
  9. Cloruro de Sodio
  10. Fosfato de Sodio
  11. Sulfato de Sodio
  12. Óxido de silicio

Clasificación de las sales minerales

La clasificación de sales puede darse por énfasis en las necesidades corporales, de la siguiente manera:

Cantidad demandada

  • Macroelementos o Macrominerales: son demandados por el cuerpo en mayor cantidad. Se deben aportar más de 100 mg diarios. Ejemplos: sodio, calcio, cloro, potasio, fósforo, magnesio o azufre.
  • Microelementos o Microminerales: se necesitan en menor cantidad, menos de 100 mg diarios. Ejemplos: hierro, cobre, flúor, yodo, manganeso, cobalto o zinc.
  • Oligoelementos o Elementos traza: el cuerpo las requiere en pequeñas cantidades. Ejemplos: silicio, níquel, cromo, litio, molibdeno o selenio.

Según su Función Nutricional

Cada sal tiene sus propias funciones y aportaciones para el organismo. A continuación, se presentan 6 sales minerales esenciales en la nutrición humana:

Calcio

Es un componente principal del esqueleto, almacenándose prácticamente todo en los huesos y dientes. Es muy importante para la función muscular, el estímulo nervioso, la actividad hormonal, enzimática, así como el transporte de oxígeno. Puedes encontrarlo en productos lácteos.

Hierro

Es esencial para la respiración celular y garantía del transporte de oxígeno. La mayor parte se encuentra en los glóbulos rojos. La falta de hierro es una de las carencias de sales más comunes. Se encuentra en legumbres, frutos secos, el marisco, la yema de huevo o en los cereales.

Potasio

Es esencial para la contracción muscular y las fibras nerviosas. También, es útil para mantener el automatismo cardíaco y toda la actividad muscular en correcto funcionamiento. Puede adquirirse a través de la fruta, las legumbres, el chocolate, la carne o el pescado.

Yodo

Es un componente esencial de la hormona de la glándula tiroides, importante para la regulación del metabolismo. En la infancia, apoya el crecimiento físico y mental.

Magnesio

Es básica su intervención en la síntesis de las proteínas, la contracción muscular y la transmisión del influjo nervioso. En los alimentos podemos encontrarlo en frutos secos, legumbres, pan integral y germen de cereales.

Zinc

Es un elemento esencial en la nutrición humana, ya que se encuentra en muchas enzimas importantes para nuestro metabolismo. La mayoría de este mineral se encuentra en el esqueleto, tejidos (como piel y cabello) y órganos (como la próstata).

Según su solubilidad

Sales precipitadas

El factor clave que diferencia y caracteriza a las sales minerales precipitadas de las demás, es el hecho de que no pueden disolverse en agua, por tanto, podemos denominarlas insolubles. Son además cristalinas.

Algunas funciones de este grupo de sales minerales:

  • Carbonato de calcio: Forma el exoesqueleto de artrópodos y la estructura de los corales, las conchas de moluscos o incluso las pinchas de los erizos marinos. También dota de dureza a los huesos y dientes de los animales vertebrados.
  • Fosfato cálcico. En combinación con el carbonato de calcio se localiza en la matriz ósea en los animales vertebrados.
  • Silicatos. Las gramíneas las tienen como base o sostén. También forma en las diatomeas los caparazones. Incluso mediante la impregnación de sílice (SiO2) se logra el endurecimiento de las células vegetales de diversos organismos fotosintéticos. Ejemplo: las gramíneas y la formación de la pared celular.

Sales disueltas

Estas sales aparecen en el medio acuoso intracelular y extracelular dentro de sus determinados iones, de ahí que también puedan recibir el nombre de sales ionizadas, encontrándose disociadas en su materia iónica como aniones o cationes.

Su principal característica es la solubilidad.

Algunas funciones de este grupo de sales:

  • Sostienen los niveles salinos y la homeostasis (equilibrio interno) de los organismos vivos.
  • Controlan y regulan la presión osmótica, así como el volumen de la célula: la penetración y salida del agua por la capa plasmática obedece a la concentración de sales en el interior y exterior celular.
  • Regulación de la acción enzimática: Al conectar con las diferentes sustancias o con las enzimas que están presentes en ciertas reacciones relativas al metabolismo.
  • Controla el pH: las disoluciones amitigadoras (a modo de amortiguadoras) o tampón, tienen el papel de sostener los niveles de un pH continuo y normalizado en el medio interno del organismo.

Según su asociación molecular

Se dividen en fosfoproteínas y los fosfolípidos.

Los iones de las sales minerales tienen la capacidad de unirse a moléculas, desempeñando funciones que no podrían realizarse si el ion y la molécula actuaran por separado.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…