Citrato de sodio


El citrato de sodio es un agente alcalinizante que hace que la orina pueda hacerse menos ácida. Cuando la orina es menos ácida se contribuye a que los riñones eliminen el ácido úrico, previniendo así los cálculos renales y la gota.

De igual forma este medicamento puede prevenir y ayudar a tratar algunos problemas metabólicos como la acidosis causados por la enfermedad renal.

Tanto el ácido cítrico como las sales de citrato (cuando contienen potasio y sodio) pertenecen a una clase de medicamentos conocidos como alcalinizantes urinarios. Debido a algunas condiciones requieren que haya un límite en el consumo de potasio y sodio, por lo cual la dosis suele estar sometida a lo que establezca un médico.

Usos del citrato de potasio

Los médicos pueden recomendar tomar citrato de potasio cuando se experimentan afecciones como la cistitis, la cual causa inflamación en la vejiga debido a las bacterias que allí se alojan. Esto a su vez crea un ambiente ácido en el tracto urinario, provocando dolor al orinar.

Los médicos pueden llegar a recetar citrato de potasio cuando una persona sufre condiciones crónicas como acidosis metabólica debido a un trastorno renal.

Eficaz para reducir ambientes ácidos

El citrato de sodio es la sal de sodio del ácido cítrico, lo que significa que puede actuar como una fuente alcalina en el cuerpo.

Aunque no todos los medicamentos que contienen citrato de sodio tienen ácido cítrico, los diseñados para crear un pH específico lo tienen casi obligatoriamente.

Por lo general, los niveles normales de orina de una persona suelen ser de un pH de 4 a un pH de 8. Cuanto menor sea el número, más ácida es la orina. Esto a su vez puede desencadenar

Su médico puede determinar la acidez de su orina a través de una prueba de orina donde se mide el pH. El ácido cítrico y el citrato de sodio se pueden combinar para aumentar el pH a un nivel normal deseado.

¿Cómo funciona?

Cuando se ingiere el citrato de sodio, este se puede mover a través de todo el cuerpo. Al llegar este al hígado, se convierte automáticamente en bicarbonato, un compuesto mucho más digerible para el organismo.

Esto a ayuda directamente a cambiar el pH en el tracto urinario para disminuir lo ácido.

En ese sentido, la orina puede pasar casi desapercibida.

De igual forma, al reducir la acidez en el tracto urinario se pueden reducir los síntomas de diferentes enfermedades que, como hemos mencionado, están relacionadas directamente con problemas renales o infecciones en la orina.

Aunado a ello, como otro de sus increíbles beneficios, el citrato pude unirse con los materiales ácidos que están alojados en los riñones, y de esa forma prevenir la formación de cálculos de oxalato de calcio.

Tratamiento con citrato de sodio

Posibles interacciones negativas

Dado que el citrato de sodio puede cambiar el equilibrio de pH del tracto urinario de las personas, esto también podría terminar afectando otro tipo de condiciones médicas. Todas estas condiciones incluyen, por ejemplo ,la hipercalemia, que se da por el exceso de potasio en la sangre.

Además, si se tiene deshidratación aguda, una dieta restringida en sodio o la enfermedad de Addison, también se debe evitar ingerir citrato de sodio.

Efectos secundarios del citrato de sodio

Tratar ciertas afecciones con citrato de sodio pude ser muy eficaz para mejorar los líquidos corporales para que sean menos ácidos. No obstante, algunos efectos secundarios pueden darse:

Espasmos musculares

Los espasmos musculares son uno de los posibles efectos secundarios del citrato de sodio. Pese a que por lo general se considera un medicamento seguro, sobre todo cuando se tienen riñones saludables y en buen funcionamiento, ciertas experiencias con espasmos musculares y contracciones pueden llegar a ser muy dolorosas.

De hecho, según estudios e investigaciones publicados en MedlinePlus, se pueden provocar desgarros musculares y fracturas óseas. En ese sentido, si estás consumiendo citrato de sodio, lo mejor es tener un control médico con un especialista en la musculatura.

Sodio elevado

La hipernatremia, o también llamado sodio elevado en la sangre, puede ser un gran efecto asociado con el citrato de sodio.

Aunque generalmente es utilizado para disminuir el ácido en la orina, y esto a su vez puede beneficiar a los riñones, también podría causar daños en riñones que no están sanos. De hecho, en esos casos, los riñones deben excretar rápidamente el sodio, pero si se consume demasiado citrato de sodio esto no sería posible.

A medida que aumentan los niveles de sodio en la sangre, los síntomas pueden volverse más severos y pueden incluir convulsiones o la muerte.

Problemas derivados del citrato de sodio

Alcalosis metabólica

La alcalosis metabólica es un complemento de la acidosis metabólica: es una afección en la que hay una acumulación de bicarbonato en el torrente sanguíneo.

Las pacientes que ingieren cierta cantidad de citrato de potasio pueden llegar a desarrollar alcalosis metabólica porque el medicamento en sí llega a metabolizar o a descomponerse en bicarbonato.

Cuando una persona con problemas renales no puede excretar el exceso de bicarbonato se da la condición de alcalosis y se producen síntomas como mareos, confusión o sensaciones extrañas como el entumecimiento u hormigueo en las manos y los pies.

Efectos secundarios del citrato sodio

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…