Sal kosher


La sal kosher es un tipo de sal pura, es decir, no cuenta con añadidos. Es empleada tradicionalmente por los judíos que respetan la dieta kosher (apropiado para el consumo).

Se presenta forma de granos gruesos.

Suele ser empleada para la salazón (método de preservación) de algunos alimentos kosher o permitidos por la tradición alimentaria de los judíos.

Es ideal para condimentar antes, durante y después de cocinar. Sirve muy bien para alimentos como la carne.

Es usada sobretodo, en procesos de desangrado de cordero, vaca, cabra y pescado por los judíos, quienes no consumen la sangre de los animales, por ello someten estos a una limpieza profunda.

Lo más normal es que la sal de esta denominación provenga de salina, aunque puede tener un origen mineral.

sal kosher

Características de la sal Kosher

Se produce compactando la sal para producir escapas muy grandes. Este tipo de estructura se disuelve muy lentamente por lo que provee sabor sin salar en exceso.

Esta sal es más baja en sodio en comparación con la sal de mesa. Por ejemplo, mientras que la sal de mesa tiene 2.300 miligramos en 1 cucharadita, de sal kosher solo contiene 1.800 miligramos.

Un adulto puede tener un máximo de 2.300 miligramos de sodio al día.

Puede ser aplicada en casi todos los usos de la cocina, pero no se recomienda generalmente para hornear con recetas, con poco líquido (ingredientes húmedos). Por lo siguiente:

  • Si no hay suficiente líquido, no se disolverá suficientemente.
  • En las recetas donde hay suficiente líquido para disolver toda la sal, la sal de mesa puede ser sustituido por este tipo de sal, si el volumen llega a ser ajustado.

No contiene componentes añadidos como yodo u otro químico. Se trata de cristales con áreas superficiales grandes, de esa forma absorbe mayor humedad y sangre que otros tipos de sal.

Beneficios

Es una sal ligera y de poco sabor. Por lo tanto mejora el sabor natural de las comidas y los alimentos.

Como se ha mencionado, este tipo de sal es recomendable para la cura de carne debido a que su amplia superficie absorbe la humedad adicional, más que otras sales.

El sodio es vital para la supervivencia de las células: Pasa nutrientes a las células de calcio y minerales, regula la estimulación nerviosa y las contracciones musculares en equilibrio. Produce ácido clorhídrico, ayudando a la digestión.

Esta sal ayuda a ordenar el balance de electrolitos en y sobre las células del cuerpo, también mantiene las células de la sangre y los vasos sanguíneos.

Comparación con otras sales

Método de obtención

Sal Kosher

El método utilizado para la producción de sal kosher es el de evaporación.

También hay procesos que apoyan el crecimiento de cristales a una presión atmosférica normal. Estos procesos naturales proporcionan cristales más grandes con diferentes formas.

Además de estos procesos, otro método utilizado para prepararla es mediante la compresión de los cristales de la sal de mesa bajo presión.

El procedimiento de compresión es seguida por el tamaño de los aglomerados resultantes para producir una sal de tipo grueso.

La sal del mar

La sal marina se prepara por el proceso de evaporación.

El agua de mar se evapora a temperatura atmosférica bajo presión natural.

Los cristales forman formas piramidales en una dirección invertida.

El color de la sal producida depende de factores como la altitud, la ubicación geográfica y la composición de los estanques de donde se extrae la sal.

El color de la sal representa minerales traza, tales como hierro, potasio y zinc de la zona.

Cuando hay presencia de color más oscuro significa que existe una concentración más elevada de nutrientes en trazas e impurezas.

Los expertos también dicen que, debido al aumento de la contaminación de los océanos, la sal del mar extraído puede llevar trazas de metales pesados, como el plomo.

Diferencia con la sal común

La principal diferencia entre la sal regular y la sal kosher es la estructura de los copos. Muchos chefs encuentran que la última, debido al gran tamaño de los granos, es más fácil de manipular ya que se puede recoger con los dedos y se extienden de mejor forma por los alimentos.

Equivalencia

Con el fin de sustituir la sal de mesa por la sal kosher en una receta, será mejor que te asegures de que haya suficiente líquido para hacerlo.

Debido a que esta sal absorbe más agua en comparación con la sal de mesa, es probable que necesites añadir más agua u otro líquido a la receta..

Además, las diferentes marcas de esta sal vienen en muchos tamaños de diferentes de granos, por lo que a menudo es difícil determinar la cantidad exacta, por ejemplo, una cucharadita, para una receta.

Sin embargo, puedes tener una idea de la cantidad correcta si usas una marca consistente a través de ensayo y error.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…