CARBONATO DE SODIO » Usos, Beneficios Y Precauciones


El carbonato de sodio, conocido comúnmente como sosa, ceniza de soda o natrón, es un compuesto químico usado en el hogar principalmente como agente de limpieza.

Es un polvo blanco sin olor, con un fuerte sabor amargo.

Se obtiene a nivel industrial mediante el proceso Solvay, desarrollado por Ernest Solvay en la década de 1860. Éste químico está presente en muchos de los productos de limpieza más populares, incluyendo detergentes y algunas marcas de cloro.

Información carbonato sódico

Historia del carbonato de sodio

En un principio se extraía de las cenizas de las plantas que crecen en suelos ricos en sodio, como por las  algas marinas en Escocia y España.

Éste método produce una forma impura de carbonato de sodio, pero fue usado hasta inicios del siglo XIX, cuando se empezó a popularizar un proceso industrial para su obtención conocido como el Proceso Leblanc.

Proceso Leblanc

Fue patentado por Nicolas Leblanc en 1791, usa Sal, Ácido sulfúrico, caliza y carbón. Aunque producía ácido hidroclórico y sulfuro de calcio como productos de desecho, ambos contaminantes significativos del aire y los suelos respectivamente, éste fue el proceso principal de producirlo durante todo el siglo XIX.

Proceso Solvay

Reemplazó al proceso Leblanc a finales del siglo XIX, representando una alternativa más eficiente debido a que recicla al amoníaco y solo consume salmuera y caliza.

También es más ecológico, produce solo cloruro de calcio como producto de desecho, que tiene varias aplicaciones a su vez.

Es el proceso preferido para producir éste químico en la actualidad, aunque existe una versión modificada del proceso, desarrollada en la década de 1930 por el químico chino Debang Hou que produce Cloruro de amonio como residuo, el cual puede ser usado como fertilizante en la industria agropecuaria.

Minería

En lugares con yacimientos naturales de éste mineral, la minería proporciona la mayoría del suministro de carbonato de calcio.

En Estados Unidos, por ejemplo la minería cubre 90% de la demanda gracias a yacimientos naturales encontrados en Green River, Wyoming en 1938. Existen yacimientos importantes en países como Turquía  y Kenia.

Usos

En el hogar

En el hogar, sus usos son similares a los del Bicarbonato de Sodio, funciona como desengrasante, desinfectante y además ablanda el agua, es decir, neutraliza las sales que contiene y que reducen la efectividad de los detergentes.

Aunque sus usos son similares, por ser más básico el carbonato de sodio que el Bicarbonato de Sodio, es más potente en aplicaciones de limpieza.

Para uso en el hogar es recomendable disolver 15 gramos de carbonato de sodio por litro de agua, que se traduce en una concentración de 1,5%, suficiente para limpiar superficies duras y lisas, como pisos, paredes y bañeras.

Uno de sus usos en el hogar no relacionado con la limpieza es en el proceso de teñido, para asegurar que la tinta se una correctamente a la fibra, específicamente en fibras de celulosa.

Puedes aplicarlo antes del teñido, junto con la tinta, o después dependiendo del estilo de teñido que desees obtener.

En la industria

A nivel industrial se usa para aumentar el PH de soluciones ácidas, como agente anti aglomerante y para controlar el nivel de humedad en procesos sensibles a la presencia de agua.

Además se usa en las pastas dentales para aumentar la cantidad de espuma, como abrasivo y para aumentar temporalmente el PH de la boca.

Es una materia prima indispensable en el proceso de fabricación de telas (rayón), jabón, papel y vidrio.

Aunque es tóxico en concentraciones altas, es usado en baja concentración para la fabricación de varios productos de consumo humano.

Por ejemplo, es parte del kansui japonés, una solución de sales alcalinas que le dan al ramen su textura y sabor característico.

Se usa en la fabricación de Snus, un producto de tabaco proveniente de Suecia.

Finalmente, las personas lo usan para reemplazar la sosa cáustica en algunos casos, por ejemplo, en la producción de Laugengebäck, un tipo de bollo consumido en Alemania, Austria y Suiza en el que la masa es sumergida en una solución básica antes de ser horneada, la sosa se descompone durante el proceso de horneado, por lo que es completamente seguro de consumir.

Precauciones

La mayoría de los productos de limpieza que contienen carbonato de sodio contienen además otros que podrían considerarse venenosos, ingerir cualquiera de ellos, o el contacto con los ojos requiere atención médica inmediata.

Las personas tienen que usarlo con moderación.

En la Agencia de Protección Ambiental  estadounidense clasifican al carbonato de sodio como un irritante en concentraciones menores al 15%, mientras que en concentraciones mayores a 15% es capaz de quemar tejidos orgánicos.

Por ello, lo mejor es usar siempre guantes, lentes de seguridad y mascarilla al manejarlo.

En caso de entrar en contacto con los ojos, inhalación, ingestión o contacto con la piel, es necesario buscar atención médica.

Es recomendable que laves el área afectada con mucha agua y te apliques un emoliente en la piel para minimizar la irritación lo más pronto posible.

En caso de una quemadura química, debes tratarlo con crema antibacterial para evitarte una posible infección.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…