RIESGOS CLORURO DE SODIO

Cloruro de sodio, riesgos para la salud.

El cloruro de sodio es esencial para la salud de una persona, rara vez existe un problema de escasez del mismo en la dieta de la mayoría de personas. Aunque es raro que suceda, pero consumir una cantidad baja de cloruro de sodio puede ocasionar calambres en los músculos. Normalmente esto ocurre en climas de temperatura alta o cuando se ha hecho ejercicio.

La falta del cloruro sódico se puede notar con dolor de cabeza fuerte, vómitos, mareos, dolor muscular, náuseas, desmayos constantes o una combinación de todos. Consumir pocas grasas y mucho potasio ayuda a contrarrestar los niveles altos de sodio.

Riesgos del consumo excesivo de sal:

Hiponatremia: Esta condición produce los síntomas de la falta de cloruro de sodio, en ciertos casos se pueden dar convulsiones, daños mortales, un coma o hasta la muerte. Muchos atletas están expuestos a sufrir este tipo de condición pues se esfuerzan mucho en su condición física.

Aumento en presión arterial: Antes de que existiera la refrigeración artificial, la sal era un complemento para poder mantener los alimentos y conservarlos. Pero hoy en día, las personas consumen mucha más sal de la recomendada. Un consumo excesivo de sal puede poner la salud de las personas en peligro, puede ocasionar hipertensión en la que no se perciben síntomas, pero puede ocasionar accidentes cerebro vasculares o enfermedades del corazón. También puede ocasionar presión arterial que es el encargado de la fuerza con la que se bombea la sangre a las arterias.

Una dieta alta en sal ocasiona que las arterias aumente ese bombeo y esto ocasiona una presión al corazón; si este bombeo persiste por mucho tiempo, estira las paredes de las arterias, más allá de su límite, lo que aumenta los coágulos de sangre, debilidad vascular y un aumento de carga en el trabajo que realiza todo el sistema circulatorio.

Vulnerabilidad a los cálculos renales: La sal es absorbida rápidamente por el organismo, aunque esta se expulsa a través de la orina y el sudor, esto es un problema para los bebés y las personas que tienen problemas renales, estos deben ingerir menos sal ya que no logran evacuar lo necesario.

Los cálculos renales se forman cuando sustancias como calcio, fósforo y oxalato de reúnen en la orina. Cuando se consume más sal de la debida, la sal obliga a que los riñones trabajen en la expulsión del calcio a través de la orina; el calcio se reúne con el fósforo y el oxalato y es ahí cuando empiezan los problemas renales y así sigue incrementando si no se controla el consumo del cloruro de sal. Una forma de ver los cálculos renales, es a través de la sangre en la orina y dolor en el vientre.

Riesgo de osteoporosis: Al expulsar el calcio por la orina, por el consumo excesivo de sales, el cuerpo expulsa el calcio de los hueso, lo que ocasiona descalsificación y grandes pérdidas de mineral óseo. Esto aumenta el riesgo de osteoporosis; una enfermedad que debilita los huesos, lo cual puede terminar rompiéndolos.

Una mujer de mayor edad, está más propensa a desarrollar esta enfermedad; la osteoporosis es una enfermedad silenciosa, no te das cuenta cuando ya la tienes; muchas personas se dan cuenta incluso cuando ya se han roto algún hueso importante.

Aumenta el riesgo de apoplejía: Los derrames en el cerebro suelen ocurrir cuando los vasos sanguíneos que traspasan el oxígeno al cerebro son bloqueados por coágulos de sangre, lo que obstruye que el cerebro reciba oxígeno y la sangre que necesita el cerebro, esto ocasiona la muerte.

La presión arterial elevada ocasionada por un consumo masivo de sal aumenta el riesgo de accidentes tan graves como los cerebro vasculares, la presión arterial alta puede destruir las arterias del cuerpo, por eso es importante no consumir más sal de la debida. Los riesgos que el consumo excesivo de sal ocasionan pueden ser evitados.

RIESGOS CLORURO DE SODIO

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Deja un comentario